Usted está viendo una versión simplificada de nuestro sitio web.
Haga clic acá para ver el sitio original

Magariños D.

D.cat.2010.0020 Folleto de la muestra "Magariños D." realizada en el CAYC en septiembre de 1984. Presenta la reproducción de una obra suya en blanco y negro. Además tiene de VMD titulado "Vanguardia y retaguardia. Mensaje a las nuevas generaciones". VMD se refiere en el texto a lo ocurrido en los 33 años que pasaron entre su última exposición en el Instituto de Arte Moderno y la realizada en el CAYC en 1984. Manifiesta que la experiencia de los años trascurridos le han servido para poder decirle a las nuevas generaciones que se puede llegar a construir una obra sin recurrir a la humillación o a las actitudes degradantes.Más adelante menciona la crisis contemporánea de las artes visuales y dice del Arte Cosmológico es el artista el que motiva a la naturaleza, extrayendo de esa relación una estructura y un orden que se une con la gran estructura y orden cósmico. Menciona que el artista posnuclear, más allá de lo científico trata de analizar el comportamiento de los medios de expresión dentro de un espacio bidimensional y las mutaciones que sufren estos medios expresivos cada vez que se modifica el espacio y el sentido en acción de las formas, imágenes, símbolos, signos, líneas, puntos. Hacia el final, escribe que la obra que pone a consideración de las nuevas generaciones es el resultado de una actitud frente a la vida y de un profundo amor puesto al servicio de esa gran aventura humana que se llama Arte.

Centro de Arte y Comunicación - CAYC, Magariños D. ImpresoBuenos Aires, septiembre de 1984, 6 p. D.cat.2010.0020. Archivo Magariños D.

Contactarse para consultar el archivo
Ver frases de este documento
Hasta 1905 el hombre creía saberlo todo; el positivismo con su idea básica de causa y efecto así lo afirmaba. Con la teoría de la relatividad el hombre común tomó conciencia que no sabe nada.
Mientras sigamos ignorando la nueva visión del mundo y de las cosas, resultado de la teoría de la relatividad, seguiremos padeciendo este infantilismo que soportamos en el campo cultural.